Valores Morales en los Maestros

  • Publicado el: 23 septiembre, 2017
  • Por:

Los valores están integrados en el currículo, la cultura escolar y el comportamiento del maestro. La pregunta no es si los maestros muestran valores en la educación, sino qué valores muestran y cómo trabajan con ellos incorporándolos a la enseñanza que imparten.

Lo valores se pueden incorporar en las practicas educativas, materiales didácticos y discursos escolares.

Los valores son el sabor ideológico de la enseñanza. Los valores se pueden enseñar explícitamente, pero los valores están siempre entrelazados en las prácticas de enseñanza regulares.

A veces estos valores ocultos se hacen visibles cuando los profesores reflexionan sobre su práctica educativa. Pero en general, los valores permanecen ocultos y hacen su trabajo influyendo en el desarrollo personal de los estudiantes.

Los valores morales son valores que al menos en un principio expresan ideas sobre una “buena vida”, pero desde la época en que Aristóteles introdujo la idea en su Ética nicomáquea, seguimos teniendo un continuo debate en filosofía y ciencias sociales sobre que valores componen esta “buena vida” y que valores son los realmente importantes.

Desde una perspectiva abstracta un mismo valor moral puede dar lugar a diferentes interpretaciones concretas del valor y en prácticas distintas, los valores morales deben por lo tanto ser estudiados en su contexto.

El desarrollo de los valores en las personas se conceptualiza de una manera diferente tanto en el trabajo académico como en el en trabajo practico, estando integrados en conceptos mas extensos en el desarrollo humano.

Por ejemplo, el desarrollo de valores es parte del desarrollo personal y social, desarrollo moral, identidad desarrollo y desarrollo de la ciudadanía.

Lo que estos conceptos tienen en común es que el foco está en el desarrollo del individuo. Los valores se expresan en actitudes que se hacen visibles en opiniones y comportamientos concretos. Las actitudes basadas en valores morales se refieren al ser en la sociedad, al estar con los demás y la mirada reflexiva sobre la propia identidad.

Añadir valor al desarrollo implica que el desarrollo humano no se ve como un proceso biológico natural, sino como un proceso de dar sentido al mundo, un proceso de crecimiento en prácticas culturales, tomando una postura personal de actuar en lo que consideramos es moral, para dar un sentido mas profundo a nuestra vida.