Los Valores, la actividad física y el deporte.

  • Publicado el: 6 septiembre, 2018
  • Por:

La educación actual invierte en una educación integral del niño / a, es decir, se apuesta por desarrollo integra de la persona haciendo mención a cada una de las partes de una persona, desde la vertiente intelectual, pasando por el emocional y el desarrollo armónico de la motricidad hasta la psicológica.

Desde nuestra vertiente física, mediante la actividad física y el deporte nos centramos en el desarrollo físico (motricidad), pero sin dejar de lado el resto de la persona. Si dejáramos de lado el resto de la persona sería una grave error ya que cada una de las diferentes partes relacionadas.

Está claro que el deporte transmite varios valores entre ellos valores morales y valores eticos ya sean coyunturales o propios de la sociedad en la que se da, o por el contrario, preestablecidos a lo largo de las sociedad precedentes. Una pregunta que mucha gente se puede hacer es si realmente el deporte es educativo o no.

Vamos a responderla. El deporte será siempre educativo cuando se permite el desarrollo de las aptitudes motrices y psicomotrices, en relación con los aspectos afectivos, cognitivos y sociales de su personalidad. Es decir, se trata no sólo de una educación para conocimientos (técnica, fundamentos individuales, táctica, etc.) como siempre se ha transmitido, sino, además y sobre todo, de una educación en aptitudes que configuren en el ámbito global de la personalidad del niño / a una serie de valores propios a la actividad que realizan y que le ayuden a formarse como persona, por encima de las creencias, ideas e ideologías en que, sin lugar a dudas, se pueden ver inmersos. Se trata de coadjuntar a la formación y no sólo a la información. lo que es educativo del deporte es que contenga como referencia valores de autonomía y libertad, entre otros valores humanos.

La educación debe favorecer la creación de personas críticas y libres, para poder dar una socialización completa con personas críticas con los defectos del mundo, y capaces de verlos.

Los valores que aporta el deporte y la actividad física en la sociedad no son sólo los que siempre se dan a conocer como principales: cooperación, ayuda mutua, solidaridad, etc., estos son los que podríamos considerar como educativos dentro de el deporte, pero hay otros. Siempre que observamos a deportistas no sólo nos hemos de fijar con la parte física (fisiología, motricidad, etc.). El deporte no sólo son individuos unos contra otros persiguiendo un móvil (balón, hacer el mejor tiempo, etc.) sino que EMDE considerar el contexto. Detrás hay un reglamento escrito … o no, donde la moralidad hace mucho, como jugadores que han salido de barrios marginales se han convertido en estrellas.

Podríamos decir que el valor educativo del deporte y la actividad física radica, principalmente, en que mediante el aprendizaje de los tipos de valores gracias al deporte, el niño y niña llegan a construirse las nociones topológicas, espaciales, temporales y corporales para la interacción de él con el resto mediante de las relaciones lógicas que establece para el uso de estrategias cognitivas y utilizándolas como medio de analogía para establecer su nivel de desarrollo, destreza, etc. con los que le rodean y así definir las sus propias posibilidades y tomar las consecuentes decisiones para el futuro.

A continuación pasamos a nombrar cuáles son los valores que más se trabajan mediante la práctica del deporte y la actividad física, dividiéndolos en valores intrínsecos y extrínsecos la práctica deportiva.

valores Intrínsecos

– Valor agonístico. Este es uno de los valores más criticados por muchos educadores, ya que opinan que la práctica competitiva desvirtúa otros valores más importantes. La competición busca un resultado, ganar. Este objetivo de la competición, sino es conducido de forma adecuada puede inculcar valores negativos y crear personas competitivas, pero de forma correcta, introducimos otros valores que se deben tener para poder ganar, como el esfuerzo y la autosuperación, con el objetivo de querer mejorar siempre.

– Valor lúdico. Mediante la práctica deportiva y la actividad física nos lo pasamos bien y disfrutan. De esta forma nos dejamos ir y recreamos situaciones que en la vida real no podríamos, como por ejemplo, ser piratas en el transcurso de un juego, o ser Ronaldinho mientras practicamos fútbol.

– Valor Higiénico. La práctica deportiva nos educa a mantener nuestra salud corporal y mental. Aprenden valores y costumbres necesarias en la sociedad, como por ejemplo, una correcta alimentación, una buena hidratación, a mantenernos netos (ducha después de la práctica deportiva o cambiarnos la ropa, entre otros).

Valores Extrínsecos

Estos son valores que no se encuentran dentro de la práctica deportiva como tal, sino que son valores añadidos a este desde la sociedad como son la solidaridad, fraternidad, participación, cooperación, respeto, etc.

Mediante estos valores formamos personas honestas consigo mismas y con la resto, abiertas a nuevas experiencias pero sin adelante poner sus propios intereses en detrimento del resto, considerándose el respeto a la libertad de expresión y la igualdad de oportunidades como algunos de los derecho más fundamentales de las personas.