La Ética y La Moral, Distinción de Valores

Es imposible hablar de ética sin considerar primero algunos términos complementarios y relacionados. Los tres términos son: la ética, la moral y los valores, aunque estos se confunden fácilmente. Para este articulo hemos querido definirlos de la siguiente manera:

  • La ética describe un conjunto de principios morales generalmente aceptados.
  • La moral describe la bondad o la maldad, el bien o el mal de las acciones.
  • Los valores describen estándares individuales o personales de lo que es valioso o importante.

Pueden surgir problemas cuando las personas permiten que sus valores personales interfieran en sus acciones, con lo que sus acciones pueden entrar en conflicto con los estándares éticos establecidos.

Por ejemplo, un trabajador puede considerar que para su propio interés, lo mejor seria confudir a sus clientes, para romper su propia confianza y así vender más cosas que no le son necesarias. Esto daria lugar a la infracción de una norma establecida por un código de ética, un código de conducta o una legal obligación. El motivo del incumplimiento puede haber sido basado en el valor y, por lo tanto, no satisfará los estándares adecuados y aceptados para incumplir la confianza, aun cuando el trabajador lo considere aceptable o incluso obligatorio. Esto pone de relieve cómo nuestros valores individuales pueden entrometerse en nuestras vidas profesionales y potencialmente hacer que ignoremos obligaciones y deberes éticos. En otras palabras, nuestros valores pueden hacer que ignoremos un código de ética. Este es un ejemplo del conflicto entre los valores de los trabajadores y los intereses del cliente.

Es posible que una organización pueda tener políticas o procedimientos que entran en conflicto con los derechos de los clientes de manera general, los requisitos éticos o de conducta de sus trabajadores o los principios generales de la práctica ética. Por ejemplo, una organización que opera desde una base filosófica o política particular, como una que es operada por una iglesia o autoridad gubernamental local, puede encontrar que sus valores institucionales no siempre concuerdan con los intereses de los trabajadores o clientes. Este es el conflicto entre los valores institucionales y los intereses del cliente o los valores institucionales y los intereses de los trabajadores.