Cómo Desarrollar Valores Morales en los Niños

Enseñar a nuestros hijos una buena base moral puede ser uno de los mayores retos que ofrece la paternidad. La moralidad en algunas ocasiones puede ser un concepto difícil de entender para los niños y la confusión puede ser aun mayor si tienen que enfrentarse con otros valores que pueden diferir entre culturas y religiones. El tema puede volverse aun mas abstracto y complejo si hablamos con nuestros hijos sobre porque seguimos unos valores particulares y no otros.

Los niños suelen guiarse por la emoción y el deseo de ser uno mas en el grupo y ser del agrado de todos, lo que puede resultar en decisiones morales poco acertadas y contradictorias, debemos inculcar desde una edad temprana y de manera regular unos valores morales sólidos, pues esta más que comprobado, que los niños que tienen una buena base moral, tienen muchas más posibilidades de desarrollar sentidos como la conciencia, culpa, responsabilidad. Sentidos necesarios para obtener la capacidad de pensar la acción que quieren realizar y si es correcta o no.

Aun con una buena base moral, todos los niños (como cualquier otra persona) van a cometer errores, debemos aprovechar estas malas acciones como una oportunidad para reforzar el aprendizaje de los valores. Permitamos que nuestro hijo aprenda de los errores.

El crecimiento moral de un niño es un proceso continuo, y todos los niños se resbalan de vez en cuando, aun así seguimos teniendo una tremenda influencia en el comportamiento de nuestros hijos”. Dr. Michelle Borba, autor y experto infantil.

Recordemos que aunque nuestros hijos eventualmente recurran a sus amigos, especialmente en los primeros años, los padres son el modelo número uno al que recurren en busca de un ejemplo sobre cómo comportarse. “Podríamos decirles a nuestros hijos cómo actuar en el mundo y cómo comportarse, pero ellos absorben nuestro comportamiento como una esponja y usualmente lo modelan“, señala el Dr. Thomas Plante, profesor de Psicología de la Universidad de Santa Clara.

La moral es un área que no puede ser comprometida; tenemos que tener como objetivo comportarnos de una manera moral en todo momento. Si no podemos hacerlo, ciertamente no podemos esperar que nuestros hijos lo hagan.

Como punto final, debemos decir que criar a un niño en el aspecto moral requiere esfuerzo y constancia, pero teniendo en cuenta estas pequeñas pautas, tendremos mas posibilidades de éxito.

  • Enseñemos a nuestros hijos la moral que consideremos correcta desde una edad muy temprana
  • Utilicemos los errores morales como una oportunidad para aprender y reforzar los valores
  • Seamos un  modelo de comportamiento moral.
  • Recuerda que la moral se enseña con el tiempo y se refuerza a lo largo de toda la vida.